Reportaje: Los bomberos también velan por nuestra seguridad en la Aste Nagusia

 

Junto a los colectivos de emergencias los bomberos velan por la seguridad de la ciudadanía en la Aste Nagusia realizando una importante labor que suele pasar desapercibida: la prevención.

El trabajo empieza bien temprano. A las 10 de la mañana  comienzan con las primeras labores preventivas. La primera tarea se realiza en el parque Etxebarria donde están situadas las barracas y la zona de lanzamiento de los fuegos artificiales. Una dotación formada por tres bomberos, un cabo y un mando revisan los hidrantes y accesos de la zona para asegurarse de que todo este correcto para una posible emergencia.

Casi simultáneamente, a las 11, una segunda dotación con los mismos recursos realiza las mismas labores en la zona del arenal. Al igual que el parque Etxebarria esta también es una zona sensible, ya que en el Arenal se sitúan las txoznas y buena parte de los eventos que se realizan durante las fiestas (toro de fuego, conciertos en las txoznas, espectáculos callejeros, …) además de ser una zona de gran afluencia de gente.

Una vez acabadas las comprobaciones de la mañana, las unidades se retiran a los parques, ya que no solo están de prevención, sino que en caso de emergencia tendrían que acudir a donde fuesen solicitados.

Pocas horas de descanso y para las 19:30 ya vuelven a prepararse para las labores de prevención. En esta ocasión una dotación formada por 3 bomberos y un cabo se despliegan sobre las 20:00 en la zona del Arriaga para velar por la seguridad de todos los txikis que disfrutan del toro de fuego. Nada más acabar el espectáculo se retiran al parque para cenar.

Casi sin tiempo para que llegue la dotación del toro de fuego sale la dotación para la prevención de los fuegos artificiales. Una autobomba con 3 bomberos y un cabo, más una unidad de mando acuden a la zona de lanzamiento de los fuegos artificiales, una de las zonas más sensibles. Al mismo tiempo, una lancha zodiac del equipo acuático de los bomberos se despliega en la ría con dos buzos. La labor de prevención de los fuegos artificiales en la ría se realiza en coordinación con otros organismos de seguridad en la ría.

Para acabar la prevención diaria, los buzos desplegados en los fuegos artificiales siguen con labores de seguridad en la ría durante el concierto que se celebra en Abandoibarra. Cubriendo la seguridad de la ría en toda la zona del Guggenheim y del paseo que se sitúa junto a la misma. Para esta labor los otros organismos de seguridad ya no están en la ría, por lo que únicamente están los bomberos.

Todas estas labores son labores que se hacen a diario. Además de estas labores diarias, el servicio de bomberos de Bilbao tiene que cubrir otros preventivos puntuales. Regatas en la ría, conciertos en el parque Europa (preventivo de hidrantes y accesos, y preventivos con autobomba en los conciertos), juegos en la ría, …

Por si esto fuese poco, todas estas labores hay que realizarlas en coordinación con las emergencias que van surgiendo durante el día. Este año han sido varias las veces que estos servicios preventivos han coincidido con intervenciones, como el incendio forestal en el monte Kobeta o el incendio de vivienda en la zona del Arriaga.

Todo una labor que sin duda es mucho más atareada de lo que aparenta, dejando escasas horas de descanso en las 24 horas de guardia del servicio.